Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x
Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

Vendedores poblanos y verdugos de plantas conviven en días de plaza en la Cañada

  • Alicia Sandoval
  • Lunes, 25 Marzo 2019 14:41
  • Publicado en Principales

Los mercados y días de plaza en San Juan Bautista Cuicatlán y Teotitlán de Flores Magón en la región de la Cañada son distintos: mientras que en el primero hay más productores locales, en el segundo la mayoría son de Puebla, aunque ambos comparten algo: en ellos se venden plantas endémicas, sin un manejo ambiental adecuado, lo que las pone al borde la extinción.

Algo que también está en vías de desaparecer, al menos en los días de plaza de Cuicatlán, es el trueque, actividad comercial que los abuelos narran todavía se realizaba en la zona a principios de siglo; mientras que en Teotitlán aún se conserva.  

Un artículo publicado por los investigadores Yaayé Arellanes Cancino, maestra en Ciencias Biológicas por la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México y Alejandro Casas Fernández doctor de la Universidad de Reading en Inglaterra, retrata dichos mercados, cuyas prácticas comerciales se insertan en la región del Valle de Tehuacán-Cuicatlán.

Cuicatlán 1

A los días de plaza acuden vendedores que ofrecen productos vegetales, como parte de su tradición cultural, como ejemplo comercializan flor de pitahaya a la que denominan "orejona" (Hylocereus undatus), pápaloquelite y cocochitos o botones de nopal (Nopalea auberi el chepil), (Crotalaria pumila), hongos, quelites, que incluye guías de chayote, plantas que crecen en la Reserva de la Biosfera Cuicatlán-Tehuacán, recursos que no son restituidos.

Otros ejemplos de estos productos, muchos de los cuales son base de los guisos tradicionales de la zona son los quelites, "huele de noche" (Cestrum nocturmun), "hierba mora" (Solanum nigrescens), "pipicha" (Witheringia solanácea), "papaloquelite"  (Porophyllum linaria), y "quintoniles" (Amaranthus hybridus), que se venden por manojo.

Cuicatlán 2

También están las plantas ornamentales que se venden por pieza si son cactáceas, bromeliáceas o magnolias y si son musgos utilizados en los "nacimientos de Navidad",  se venden por montón, entre ellos los paxtles (Tillandsia spp) y la cola de mono (Lycopodium sp.).

Estos recursos los vendedores locales los obtienen como modo de subsistencia, pero sin contar con un plan que evite poner en riesgo las poblaciones naturales de algunas especies nativas.

Según el artículo existe sobre-explotación de algunas especies de plantas  para obtener un beneficio económico, sobre todo de plantas recolectadas de sus ecosistemas que no reciben algún tipo de manejo capaz de amortiguar el efecto de la extracción de productos y con la pérdida de un recurso se extingue también una cultura culinaria.

Las plazas

En Teotitlán de Flores Magón los días de plaza son los miércoles y domingos;  y en San Juan Bautista Cuicatlán los días viernes y sábado, los dos en la cabecera municipal.

En Cuicatlán muchos vendedores llegan los días de plaza luego de recorrer hasta seis horas de camino y la cantidad de puestos es constante entre 50 puestos fijos y otra cantidad igual de ambulantes, vendedores indígenas hablantes de cuicateco.

De Oaxaca se pueden encontrar productos como mole, chocolate, pan, quesillo, queso fresco, tlayudas, pero las verduras y frutas que se venden provienen del estado de Puebla.

Sólo en temporada de cosecha se puede encontrar a vendedores locales de limón, melón, papaya mango, ciruela, berenjena y angú.

Existen muchos puestos no establecidos con productos fabricados con palma, la mayoría de ellos provenientes de San Pedro Nodón, San Pedro Jocotipac y Santa María Ixcatlán, quienes también comercian frijoles y trigo.

En el mercado municipal de Teotitlán "Raúl Sandoval Andazuri", existen alrededor de 40 puestos fijos, principalmente de comida preparada. En los días de plaza se establecen alrededor de 100 puestos, la mayoría de puestos de la plaza vende frutas y verduras provenientes de Tehuacán, Puebla.

Aunque también en esta plaza se venden productos endémicos son plantas comestibles como cacayas (flores de diferentes especies de magueyes Agave spp.), xoconostle, jiotilla (Escontria chiotilla), cilantro de monte (Coriandrum sativum), epazote (Chenopodium ambrosioides), diversos quelites como lengua de vaca (Rumex crispus), nabo (Brassica campestris) y pápaloquelite (Porophyllum macrocephalum), así como flores de frijol (Phaseolus vulgaris) y manitas (Dasylirion serratifolium), plantas medicinales como cuachalalate (Juliania adstringens), ruda (Ruta chalepensis), hierba de borracho o poleo (Satureja oaxacana), leña y flores ornamentales según la temporada del año.

Del trueque

El mercado de Teotitlán se convierte en un centro fundamental para el abasto y subsistencia de muchas familias que utilizan el trueque. Las personas traen productos de sus casas en cubetas o morrales y se abastecen de todo lo que pueden a través del intercambio; ofertan de puesto en puesto ofertando sus productos para intercambiarlos.  

Entre la mercancía sujeta de intercambio está fruta de la temporada, como mango (Mangifera indica), o chupandío (Cyrtocarpa procera), tortillas, leña e incluso ropa usada y palomitas de maíz.

Valora este artículo
(0 votos)